Pensar el pensar y los pensares 2
Comparte

Podemos pensar sobre la manera en qué pensamos. Es fantástico, incluso podemos tener la seguridad de que existe un tipo de pensamiento del que no tenemos consciencia. Seguro que al final de la entrada echamos de menos alguna de las maneras en las que el cerebro piensa. No tengo vocación de exahustividad y menos en la entrada de un blog que debe ser, más o menos breve.
Tenemos muchas maneras de pensar, a pesar de que empleamos pocas. Tenemos a Kaheman y su diferencia entre pensamiento lento y rápido. Un pensamiento elaborado con conciencia y otro muy rápido, pero no especialmente exacto- Hay pensamiento consciente e inconsciente, diferencia en la que profundiza Richard E. Nisbett. Pensamiento racional y no racional, otra diferencia, en la que se nos señala que no confundamos no racional con irracional. Otra diferencia es la que se encuentra entre el pensamiento concentrado y el difuso. O los sombreros para pensar de de Bono, que planifican la ruta del pensar. No hemos de olvidar las inteligencias múltiples que tanto han ayudado a los profesores a reconocer a niños con capacidades distintas. Existe la red neuronal por defecto que la que se activa cuando no hacemos nada (creo que es la favorita de los defensores de la siesta). No quiero dejar de mencionar el focusing (algunos lo han traducido como pensar desde el cuerpo, se entiende que con la parte que no es el cerebro, claro) y su autor el filósofo y terapeuta Eugene Gendlin, otra técnica de los fundadores del focusing es “Thinking at the edge”, en el que se mezcla el pensamiento racional con el corporal…
Dejemos fuera el pensamiento que nos surge cuando hacemos meditación o, como prefieren decir algunos, en un “estado alterado de la conciencia” (y eso que meditando no se toma nada).
Así que formas y maneras de pensar hay muchas. Habrá que estudiarlas para poder nuestra forma de pensar que, vistos los resultados, deja mucho que desear.
En fin cerremos la entrada del blog con una frase de Cervantes que escribía D. Quijote: “La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera que mi razón enflaquece…”

Fuente: Sergio Cardona Herrero “Pensar el pensar y los pensares 2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comparte

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.