El futuro de las empresas globales dependerá de la versatilidad, la flexibilidad y la capacidad de liderazgo de sus directivos
Comparte

Globalizacion del directivoUn directivo versátil, flexible y con una amplia capacidad de liderazgo del equipo humano será el factor clave para el futuro de las empresas españolas que quieran avanzar en el entorno global actual. Ésta es la conclusión que se desprende de la mesa debate sobre “El reto de las empresas en la globalización”, sesión incluida en el programa del Congreso anual de Directivos CEDE 2014 que se celebra en Sevilla.

Esta ponencia ha contado con participantes de dilatada experiencia profesional y de perfiles empresariales diversos, como Angel García Altozano, director general corporativo del Grupo ACS; José Luis Bonet, presidente del Grupo Freixenet; Javier Monzón, presidente de Indra; Richard Weissend, presidente ejecutivo de la multinacional HEINEKEN en España; y John M. Scott, presidente de KPMG. A través de la moderación de Simón Onrubia, director del periódico Expansión en Andalucía, los altos ejecutivos han arrojado luz sobre los desafíos a los que se enfrentan las empresas en la actualidad, además de las características necesarias en los directivos del futuro.

José Luis Bonet, presidente de Freixenet, señala que en el futuro inmediato “hará falta una cantidad enorme de directivos para la internacionalización”

La necesidad de un liderazgo fuerte y con una alineación clara en la consecución de los objetivos empresariales ha sido uno de los puntos en los que todos los participantes han concordado. Scott ha hecho hincapié en la importancia de los valores y la capacidad de gestión del equipo humano, resaltando que “el líder no es simplemente un ejecutivo gestor, sino también la persona que consigue que el equipo completo se integre en la compañía haciendo que ésta pueda aprovechar las oportunidades que se le presentan”. Igualmente, Monzón ha declarado que el directivo necesita “compromiso con su empresa, con los profesionales con los que se relaciona, y además tener con la capacidad de ilusionar al equipo”.

El cambio constante al que se enfrentan las empresas ha sido otro de los puntos tratados en esta ponencia, y la capacidad de adaptación se ha revelado como uno de los requisitos indispensables en las habilidades directivas. El cambio no es únicamente contextual, sino que también se refleja en las propias organizaciones y sus equipos. Para el presidente ejecutivo de HEINEKEN, la necesidad de “una mentalidad abierta e internacional” es una característica necesaria en los directivos, dato en el que concuerda García Altozano resaltando, además, que “cada vez es más frecuente encontrar a directivos españoles en los comités de dirección de empresas internacionales”. Por su parte, José Luis Bonet ha querido resaltar el importante papel que los más jóvenes tienen en el futuro de las empresas y en su globalización. “Hará falta una cantidad enorme de directivos para la internacionalización, cosa que los jóvenes han de tener en cuenta. Jóvenes con conocimientos globales, con idiomas, y sobre todo con sentimientos y conocimientos cosmopolitas, que es lo que se necesita en el futuro”, ha declarado el presidente de Freixenet.

La necesaria internacionalización ha acaparado gran parte de las declaraciones durante la ponencia. La aplicación de las tecnologías digitales y la base digital de las empresas son dos rasgos que, según Monzón, las empresas deben integrar en su día a día. Por su parte, Weissend ha puesto especial atención en la necesidad de adaptar la organización en todos los niveles, incluido el humano, ya que las empresas con profesionales de todo el mundo tienen “una oportunidad única para sumar conocimiento y talento”. En su intervención, Bonet ha querido impulsar el importante papel de la empresa como “base clave del sistema y del bienestar de la gente”, y ha mostrado especial atención a las PYMES, destacando que desde la Cámara de España, institución que próximamente presidirá, “se facilitará que las pequeñas empresas salgan a la conquista del mundo”.

Como colofón a esta ponencia, los participantes han querido ofrecer unos consejos para aquellas personas que estén dando sus primeros pasos en la vida laboral. Javier Monzón ha resaltado que “la vida laboral es larga, y hay fracasos pero también triunfos”, y que las empresas tienen que comenzar con la clara idea de “pensar en global y no en pequeño”. Bonet ha resumido su consejo en tres palabras, “talento, trabajo y tenacidad”, y tanto él como Weissend y García Altozano han destacado que la forma de conocer en primera persona el mundo global en el que se desarrollan las empresas pasa por vivir en el extranjero.

Más de 2.500 directivos se reúnen en Sevilla

El Congreso de Directivos CEDE ha convertido la ciudad de Sevilla en la capital de todos los directivos, gracias a la presencia de más de 2.500 ejecutivos en el Palacio de Exposiciones y Congresos – FIBES. Bajo el lema “La globalización del directivo”, los directivos españoles debaten los retos que supone el desafío de la globalización, al que se enfrentan todas las compañías, con el objetivo de impulsar la recuperación económica y la creación de empleo.


Comparte

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.