El síndrome de Diógenes digital

bin1Recientemente me decidí a hacer una limpieza en mi ordenador personal viendo que el espacio de almacenamiento era cada vez menor, y durante el proceso me di cuenta de la cantidad de archivos innecesarios que tendemos a acumular en nuestros dispositivos electrónicos durante el día a día. Ordenadores personales, móviles, tablets, libros electrónicos, reproductores de música, videoconsolas… con cada nuevo lanzamiento, todo este tipo de dispositivos suelen incluir nuevas características y diversas mejoras técnicas, pero si hay un patrón que observamos con cada actualización independientemente del producto del que se trate es la inclusión de discos duros o memorias internas de cada vez mayor capacidad.

Hace no tantos años, cuando era habitual encontrar pendrives en las tiendas de informática de 128 MB y la mayoría de los ordenadores para uso personal comercializados por entonces disponían de discos duros de no más de 40 GB era habitual pensar que se trataba de una gran cantidad de espacio disponible y que nunca necesitaríamos más. Por el contrario, hoy en día no es nada raro el encontrar tarjetas de memoria de 128 GB y ordenadores personales con discos duros de hasta 1.000 GB, lo que demuestra que no estábamos en lo cierto y que, al parecer, cada vez necesitamos más espacio. Nuestras necesidades digitales han cambiado y la tecnología ha ido evolucionando para adaptarse a ellas. Si bien es cierto que a un usuario avanzado le será imprescindible una gran capacidad de almacenamiento y las mejores características técnicas, quizá deberíamos plantearnos una pregunta, ¿realmente el usuario medio necesita toda esa cantidad de espacio para almacenar archivos o bien tendemos a acumular gigas y gigas de información que ni siquiera necesitamos?

Es cierto que la tecnología ha ido evolucionando de tal forma que cada vez necesitamos más y nos conformamos con menos. Hoy en día, tendemos a acumular decenas de aplicaciones, cientos de canciones y películas e incluso miles de fotografias, pero, ¿realmente es necesario? En diversas ocasiones se ha utilizado ya el término ‘síndrome de Diógenes digital’, y realmente es un término que describe perfectamente este hábito. Si nos paramos a echar un vistazo a la información que tenemos almacenada en los discos duros de nuestros ordenadores y en el resto de nuestros dispositivos, seguramente nos encontremos con multitud de archivos cuya existencia desconocíamos. Puede que incluso muchos de los programas que tengamos instalados ni siquiera sepamos utilizarlos. Entonces, ¿por qué guardamos toda esta información? Lo normal es pensar que en algún momento nos será útil y recurrimos al “por si acaso”. El problema es que de esta forma, al mínimo descuido acabaremos almacenando una gran cantidad de basura digital que puede llegar a resultar desesperante en ocasiones. Y no solo pasa con este tipo de archivos o programas. La bandeja de entrada de la cuenta de correo es también digna de mención aquí, y es que suele ser uno de los sitios en los que tendemos a almacenar información que no necesitaremos más, mientras que si hubiésemos recibido el mismo email por correo postal este acabaría en la basura. También es muy común el almacenar constantemente todo tipo de noticias, videos y páginas web que vamos encontrando a lo largo y ancho de la red con el fin de leerlas con más calma en otro momento más propicio para finalmente no llegar nunca a consultarlas.

Dicho esto, surge una pregunta: ¿deberíamos cambiar esta tendencia y dejar de almacenar archivos sin ton ni son y perder el ‘miedo’ a eliminarlos?

Por Sergio Asenjo.

@_sergioasenjo

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.