Aumentos de sueldo: se desploma el techo de Cristina

La cuasi-orden presidencial se escuchó a fines del año pasado: los salarios deberían aumentar en 2012 no más de un 18% anual, para no generar más inflación. La sugerencia de Cristina tenía cierta lógica: los empresarios siempre justifican los aumentos de precios (inflación) en que tienen que pagar mayores salarios año a año, y ni siquiera Moreno les puede recriminar por esta justificación, aumentan sus costos salariales, luego los trasladan a precios, y se acabó la discusión.

 De esta forma, la presidente, que ya ha empezado a reconocer en sus discursos que en Argentina hay un problema inflacionario, pretende que, poniendo un techo del 18% anual a los aumentos de salarios, y aumentando poco el dólar (no más allá de un 10% anual), la inflación en nuestro país, durante 2012, vaya amesetándose en torno al 15-20% anual, lo que si bien no solucionaría el problema, de alguna manera lo iría acotando. La lógica no es mala, pero tiene un problema: se da de bruces contra la realidad.

 ¿Por qué choca contra la realidad? La cuestión es que, paralelamente al anuncio del techo salarial del 18% para este 2012, Cristina anunció el fin de los subsidios, para mucha gente, de luz, gas, agua, colectivos, entre otros servicios, que redundaría en aumentos de 25% para arriba en dichos servicios, lo que a su vez impactaría en la inflación de este año, llevándola del 22% de 2011 a por lo menos un 25% anual en 2012. Adicionalmente, el gasto público y la emisión monetaria, según todas los pronósticos, van a seguir creciendo a niveles del 30% o más este año, lo que, sin dudas, tampoco va a ayudar a desinflar la economía.

 ¿Entonces, en qué quedamos? dicen los sindicatos, nos sugieren un techo del 18% para el aumento de los salarios y se calcula una inflación para este año de por lo menos un 25% anual, más que nada por el aumento de los servicios recién mencionado, y encima el año pasado la inflación fue de un 22%, o sea 4% por arriba del techo. De esta forma, se cae de maduro que ningún sindicato le va a dar bolilla al techo fijado por la presidenta, las bases se devorarían a los jeques sindicales… De hecho se acaba de aprobar el convenio salarial para los empleados del sector aceitero, con un 24% de aumento para todo 2012, y encima con la posibilidad de ajustes adicionales a mitad de año. O sea, ya surgió la primera oveja negra (el gremio del aceite) en desobedecer el techo de Cristina… y van a seguir muchos más, seguramente…

 En síntesis, el techo de la presidenta ya empezó mal, y probablemente siga peor, sencillamente porque choca contra la realidad del bolsillo de la gente. No sé quien le habrá sugerido a Cristina que haga ese anuncio… porque los salarios, este año, van a aumentar entre un 20% y un 30% en todas las ramas sindicales y, de esta forma, la política antinflacionaria K va camino al fracaso; desgraciadamente, en nuestro país ya adquirió ribetes de inflación estructural, o sea, ya se instaló para varios años más. Igualmente, el problema inflacionario no implica que la economía no pueda seguir creciendo, aspecto donde la Gestión K ha demostrado ser muy eficiente, pero eso sí… crecimiento con inflación… a esta altura ya no queda otra.

Inflacion-ArgentinaAutor: Sebastián Laza (economista)

Enero 2012

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.