Breve guía para pedir un préstamo comercial

Conseguir un préstamo comercial es un paso fundamental si estás buscando formas de expandir tu negocio. Pero obtenerlo puede ser difícil, teniendo en cuenta la enorme cantidad de requisitos que solicitan los bancos y otros prestamistas.

Así que cuanto antes y cuanto mejor te prepares, más posibilidades tendrás de conseguir el préstamo que necesitas. Aquí te explicamos cómo prepararte en cuatro pasos para pedir préstamo comercial .

Prepárate antes de solicitar un  préstamo comercial con estos cuatro pasos

Estar preparado significa cumplir ciertos requisitos que los prestamistas evalúan para saber conocer tu solvencia y ver si pueden confiar en ti para devolver el préstamo de acuerdo a los plazos establecidos. Para aumentar tus posibilidades de obtener un préstamo necesitas lo siguiente:

1. Tener claro para qué usarás el préstamo

¿Quieres expandir el negocio, comprar equipos, contratar empleados, pagar una deuda?… Los prestamistas necesitan estar seguros de que sabes cómo invertirás en tu negocio, y van a preguntarte qué harás con el dinero. Si tienes un documento escrito que detalle tu plan de negocios (cantidad que necesitas, áreas en las que vas a invertir ese dinero con los precios correspondientes, beneficio que esperas recibir de la inversión, etc.), mejor que mejor.

2. Elegir el mejor prestamista para tu empresa

El capital que necesitas para hacer crecer tu negocio puede provenir de distintas fuentes. Debes encontrar al prestamista que mejor se adapte a tus necesidades, metas, y situación particular. Estas son dos de las opciones de financiación más comunes para los pequeños negocios:

  • Bancos tradicionales. Son la mejor fuente de financiación para empresas ya establecidas, que puedan ofrecer una garantía o aval sobre la deuda. Los bancos tradicionales son una de las primeras opciones entre los dueños de pequeños negocios cuando necesitan un crédito.

Si tu empresa no tiene un historial de crédito suficientemente sólido, o si no cuentas con un aval para respaldar tu deuda, tienes pocas posibilidades de conseguir un préstamo en un banco tradicional, y si lo obtienes, puede que sea con condiciones poco favorables (como altos intereses). Sin embargo, en un banco siempre te pueden informar sobre los pasos a seguir, los documentos que necesitas, las condiciones de tu préstamo, etc. En definitiva, nunca está de más acercarte a tu sucursal más cercana para obtener información que te puede ser útil, independientemente de si vas a solicitar en ese momento un préstamo comercial. .

  • Prestamistas en línea. Son la mejor alternativa para empresas que necesitan financiación rápidamente. Algunos de estos prestamistas en línea facilitan el dinero en las 24 horas que siguen a la aprobación del crédito. También son los más indicados para dueños de pequeños negocios con un mal puntaje de crédito, o que llevan poco tiempo operando.

Muchos empresarios se sienten escépticos a la hora de recurrir a un prestamista en línea, ya que es una modalidad relativamente nueva de acceder a crédito, ponen muchas menos condiciones que en un banco tradicional, y garantizan que recibirás tu dinero en muy poco tiempo. Suena sospechoso. Sin embargo, los prestamistas en línea o no tradicionales suponen una forma totalmente segura de obtener un préstamo, y facilitan algunas ventajas adicionales que no encontrarás en un banco tradicional. La otra cara de la moneda: obtener tu capital de una forma tan sencilla tiene un precio. Espera pagar intereses más altos que en un banco tradicional. Tú eres el que debes evaluar si el pago de estos intereses compensa la facilidad y rapidez de los trámites.

3. Cumplir con algunos criterios

Existen ciertos factores que inciden en la aprobación de un crédito:

  • Puntaje crediticio: si tienes un puntaje superior a 680, tienes más posibilidades de que un banco te apruebe un crédito.
  • Tiempo que tu empresa lleva funcionando: para poder acceder a un préstamo en línea, tu negocio debe llevar al menos un año funcionando. Para conseguir un préstamo en un banco, tu empresa debe llevar operando un mínimo de dos años .
  • Capacidad de pago: antes de solicitar tu préstamo, haz los cálculos correspondientes y comprueba que con tus ganancias actuales vas a poder pagar el préstamo, con cuotas razonables, en el plazo establecido.
  • Cumplimiento de la ley: tu negocio debe estar constituido legalmente, y cumplir con todas sus obligaciones, como el pago de impuestos.

4. Reunir algunos documentos

Estos son generalmente los documentos que debes presentar al hacer tu solicitud de préstamo. Ten en cuenta que pueden variar dependiendo del prestamista (por ejemplo, es muy probable que muchos de estos documentos no los solicite un prestamista en línea):  .

  • Los reportes de tus tarjetas de crédito
  • Extractos bancarios del negocio y personales
  • Un plan de negocios a largo plazo (que cubra de 3 a 5 años)
  • Estados financieros que den cuenta de las pérdidas y las ganancias, el flujo de efectivo, y el balance general de la empresa
  • Declaración de impuestos personales y del negocio de los últimos 3 años
  • Documentos en los que se certifique que la empresa fue constituida legalmente

En definitiva y como todas las cosas importantes en la vida, acceder a los distintos tipos de préstamos para negocios disponibles en el mercado requiere preparación. Si no te preparas adecuadamente, tu solicitud puede ser rechazada.

Elegir al prestamista apropiado también es importante. Debe comprender las necesidades de tu empresa y las metas que quieres cumplir, así como estar familiarizado con tu industria.

Imagen: freepngimg.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (471 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.