Las 12 reglas para la vida de Jordan Peterson

Esta semana he descubierto uno de esos poquísimos autores singulares capaces de cambiarte la vida. Se llama Jordan B. Peterson y es profesor de Psicología en la Universidad de Toronto.  Peterson alcanzó su popularidad internacional tras la aprobación una polémica ley en Canadá, que él y otros consideraban que limitaba la libertad de expresión en las universidades. Se trata de un “speaker” aún bastante desconocido en España, que aborda muchísimos temas diferentes, especialmente relativos a la Sociología y a la Psicología. Para que se hagan una idea, durante la semana pasada su libro “12 reglas para la vida: Un antídoto para el caos” ha sido el libro más leído en Amazon Estados Unidos, por delante de los “7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey“, un clásico de la literatura de desarrollo personal.

Hoy te traigo un pequeño extracto de su último libro, donde propone algunas claves para hacer tu vida más significativa, para relacionarte mejor y para ser tal vez un poco más feliz:

1. Ponte recto y echa tus hombros atrás. (Evita ser patético): Este punto no es el primero por casualidad. Varios autores “motivacionales” como Tony Robbins o Emilio Duró hablan literalmente de la capacidad que tiene una postura para adquirir una actitud activa -y existen diversos estudios sobre la materia-. Cualquier cambio fisico influye en tu estado mental y emocional, y además envía un claro mensaje externo. Si soy un jefe y busco comercial, sin duda me veré más atraído por una persona con la cabeza alta, que muestre atención y seguridad, antes que una que transmita abatimiento y pasividad.

2. Trátate a tí mismo como si fueras alguien al que fueras responsable de ayudar: Es poco probable que si estás en una mala racha alguien acuda a socorrerte. También encontramos en la vida personas que son capaces de hacer algo por otra persona pero son totalmente incapaces de ayudarse a sí mismas. La primera persona con la que tienes una responsabilidad en esta vida es contigo mismo.

3. Hazte amigo de aquellos que quieren lo mejor para ti: En la vida encontramos personas positivas y negativas. Rehúye de aquellos que sabotean tus buenos propósitos de dejar de fumar, beber o ir al gimnasio. Abrázate a las personas de las que aprendes, que te hacen crecer y que te aprecian sinceramente.

4. No te compares con los demás; compárate con quién eras ayer: Algo parecido me dijo mi profesor de kárate hace más de 20 años. El enemigo a batir, el más peligroso y el más importante lo encontrarás buscando en un espejo. Supérate cada día y no hagas algo de lo que te puedas avergonzar.

5. No permitas que tus hijos hagan algo que haga que los odies: Sobreproteger a tus hijos no les hará ningún favor. Encuentra un equilibrio entre la rigidez que en ocasiones exige ser un padre o una madre y el amor a su hijo. Esto puede resultar extraño de oír, pero la responsabilidad de un padre se extiende a las acciones y al comportamiento de su hijo, incluso legalmente. Tómate la responsabilidad en serio, y aprende a ser un padre ejemplar para tener un hijo ejemplar.

6. Ordena tu casa antes de criticar el mundo: Todos somos propensos a infravalorar a otros, a menudo como un mecanismo de compensación para ocultar nuestros propios defectos. Ésta es una de las expresiones más frecuentes de Peterson. Si tratas de salvar el mundo primero mira si no hay aspectos que deberías mejorar en tu vida. Si quieres cambiar tu entorno primero mira si tu vida no es un desastre. Métete en un portal de trabajo para encontrar un empleo, repara tus relaciones rotas, pide disculpas a quienes hayas ofendido, haz amigos y seguramente seas más útil a la sociedad. Recuerda la regla #2: Lo que hagas para mejorar será positivo para los demás, especialmente para tus seres cercanos.

7. Busca lo que es relevante, no lo que es fácil o conveniente: Si deseas obtener algo en tus relaciones, en tu trabajo, en tus objetivos debes luchar por ellos. No hay forma fácil de tener exito en la vida, el camino al éxito siempre es arduo y requiere esfuerzo y a veces renuncias. Dejarse llevar es fácil, pero recuerda que no hay viento a favor para las personas que no saben a dónde se dirigen.

8. Di la verdad, o al menos no mientas: La mentira es como una droga; a corto plazo produce efectos que pueden parecer positivos, pero en el largo plazo te puede destruir y no te llevará más que a tener problemas, tapando una mentira con otra y haciendo que acabes siendo rechazado por todos.

9. Asume que la persona que escuchas puede saber algo que tú no sabes: Se humilde y escucha. Peterson suele decir que la mejor forma de aprender es escuchar a gente que te critica o que piensa diferente a ti.

10. Se preciso al hablar: Esta es una de las reglas que personalmente más interesante me parece. Dicen que el “Infierno está lleno de buenas intenciones”. ¿Cuántas veces hemos estropeado una amistad o echado a perder una cita por no elegir las palabras adecuadas y decir algo inoportuno? Aunque hables con la mejor de las intenciones piensa en el efecto que puede crear en la otra persona y cómo y cuando expresarte.

11. No molestes a los niños cuando juegan: Otra regla que afecta principalmente a los padres. Los niños siguen sus tendencias naturales, cuando jueguen déjalos jugar tranquilos, no trates de coartarlas o encorsetarlos. Aquí Peterson se refiere a la tendencia de los padres a modelar a sus hijos tratando de imponerles sus gustos o ideas. También se refiere en la diferenciación sexual desde pequeño.

12. Si ves un gato en la calle acarícialo: Aprende tus limitaciones. La vida humana es corta y frágil; Disfruta del momento, aprecia la belleza y vive el momento. El destino es importante, pero no merece la pena si no disfrutas del viaje.

jordan-peterson-2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (438 Artículos)

2 Responses to "Las 12 reglas para la vida de Jordan Peterson"

  1. Vicky Obregón  28 abril 2018

    Muy interesante el punto 2 y el punto 7 del artículo! Saludos!!

  2. Alberto López  3 mayo 2018

    Hola Vicky!
    Muchas gracias, te recomiendo en general el autor, me pareció muy bueno.
    Un saludo,

    Alberto

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.