La firma del futuro

El mayor cambio del último medio siglo radicará en cómo las empresas se organizan, gestionan y financian. Cuatro fuerzas convergentes- la cuarta revolución industrial, los cambios en el sistema global tras la guerra fría, la evolución en la estructura y las motivaciones de la fuerza laboral y la complejidad de las empresas- cambiarán considerablemente la manera en la que las empresas se gestionan y financian. En un nuevo informe, “The Firm of the Future”, Bain & Company sugiere que la próxima generación de empresas de éxito será muy diferente a la de hoy. Las empresas que ignoran la disrupción o que deciden adoptar una actitud de “esperar y ver” en su enfoque para abordar y adaptarse a los cambios, se encontrará en una situación de desventaja cuando traten de atraer y retener talento, capital y una ventaja competitiva.

Bain & Company ha realizado una revisión histórica de las tendencias de las empresas a lo largo del tiempo y concluye que las ideas dominantes sobre la compañía evolucionan cada 50 años aproximadamente.

“La era actual ha celebrado la primacía del accionista, con directivos centrándose en sus principales áreas de negocio, enfatizando la eficiencia y el retorno sobre el capital, y teniendo a compartir los precios con un sesgo cada vez más a corto plazo,” dijo James Root, uno de los principales integrantes del Bain Insights Forum y principal autor del estudio. “Aunque este modelo ha funcionado bien durante muchos años, es insuficiente para cumplir con el actual conjunto de cambios al que se enfrentan los negocios”.

“La era actual ha celebrado la primacía del accionista, con directivos centrándose en sus principales áreas de negocio, enfatizando la eficiencia y el retorno sobre el capital, y teniendo a compartir los precios con un sesgo cada vez más a corto plazo,” dijo James Root, uno de los principales integrantes del Bain Insights Forum y principal autor del estudio. “Aunque este modelo ha funcionado bien durante muchos años, es insuficiente para cumplir con el actual conjunto de cambios al que se enfrentan los negocios”.

Las características de la empresa del futuro siguen surgiendo. Sin embargo, Bain & Company ha identificado un conjunto común de tendencias que cambiarán nuestra forma de pensar y definir una entidad corporativa:

  1. Escala y cercanía con el cliente. Gracias a la tecnología, las empresas ya no tendrán que elegir entre la economía de escala y la proximidad al cliente. Pueden hacer ambas cosas. Las empresas podrán “alquilar” la escala de colaboradores externos.
  2. Más énfasis en las labores críticas; menos en la gestión profesional. El enfoque está cambiando hacia los empleados que son más cruciales para cumplir la promesa que la empresa ha hecho a sus clientes, bien sean diseñadores de productos, equipos en la cadena de suministro, responsables de la atención al cliente o algún otro grupo; otros serán subcontratados o automatizados. Esto diluirá el papel de los directivos profesionales, que han estado en el centro de la corporación durante casi 100 años.
  3. Activos vs ecosistemas. Tradicionalmente, las empresas han crecido por tener activos y contratar gente. En el futuro, las empresas ganadoras harán un uso mucho mayor de socios o colaboradores externos a través de un ecosistema para maximizar el valor para sus clientes. Muchas personas en la empresa se involucrarán con socios directivos, que también podrían ser competidores, clientes o proveedores.
  4. Restauración del capital. La línea entre propiedad pública y privada se está desdibujando. Los nuevos modelos de propiedad e inversión están evolucionando para adaptarse mejor a los horizontes temporales de la empresa con las necesidades de riesgo y retorno del inversor. El capital se volverá más flexible, y la empresa del futuro dependerá de diferentes tipos de inversores para diferentes tipos de inversiones, incluyendo “proyectos” o partes de empresas.
  5. Motor 1 y motor 2. La empresa del futuro administrará simultáneamente el “Motor 1”, su negocio principal, y el “Motor 2”, los nuevos negocios con una mentalidad de start-up o enfoque de capital de riesgo que eventualmente puede remplazar al “Motor 1”. Los dos motores exigen diferentes enfoques de liderazgo.

 

James Root of Bain & Company on the firm of the future from AICD on Vimeo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (431 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.