Liderazgo para Alineamiento Organizacional

Dr.[c] Gilbert Aubert

Los últimos años han sido duros para las organizaciones, muchas han logrado fusiones y/o adquisiciones, cambiado a sus directores, mezclado diferentes marcas, valores y culturas, creando a menudo con esto confusión. Las empresas de hoy no sólo son complejas, sino que son desordenadas. El riesgo de lo anterior, para muchas empresas significa ser una organización desalineada, en donde las actividades diarias de todas las personas con la estrategia, la cultura, los valores y el liderazgo de la organización, están desconectadas.

Como bien se sabe, el resultado de una organización depende del alineamiento de sus unidades, departamentos, procesos, equipos y liderazgo. El concepto de alineación se refiere a una condición deseable, dentro de la cual las tareas de las personas se unen con un propósito común, y donde sus líneas de acción se integran por completo.

Se debe poner especial atención en el alineamiento, ya que, en una organización desalineada, se presentan enfoques muy diferentes, comunicación ineficaz, feudos e islas, desunión, duplicación de funciones, cada quien empuja duro, pero con objetivos diferentes, métodos de trabajo y procedimientos inadecuados, todos frenando el quehacer diario, limitando el crecimiento y el logro de los resultados.

Algunos beneficios del alineamiento organizacional son:

  • Sincronizar los esfuerzos de las diferentes unidades, procesos, departamentos y personas.
  • Encadenar el trabajo diario de todos los equipos y personas, con el logro de los resultados organizacionales.
  • Orientarse hacia las necesidades de los diferentes públicos, como son clientes, accionistas, colaboradores, proveedores y comunidad.
  • Integrar los procesos de Talento Humano para desarrollar gente de alto desempeño.

Alineamiento implica crear un vínculo entre la estrategia, la cultura, los procesos, las personas, el liderazgo y los sistemas, para cumplir mejor las necesidades de la organización.

Por todo lo anterior es que concluimos que los Procesos de Alineamiento Organizacional, para sincronizar la cultura organizacional con el liderazgo y con la estrategia son de vital importancia.

Recordemos que una cultura desalineada, como afirmaba el gran Peter Drucker, “se engulle a la estrategia en el desayuno,” y obstruye permanentemente la labor de liderazgo.

La ruta crítica para desarrollar un Proceso de Alineamiento Organizacional incluye:

  • Desarrollo de Liderazgo Personal, liderar a uno mismo, es el más difícil e importante de los liderazgos, es fluir.
  • Desarrollo de Liderazgo de Equipos, desarrollar el liderazgo de los demás, es reproducir líderes, es influir.
  • Desarrollo de Liderazgo Organizacional, liderar organizaciones, procesos y sistemas, es alinear la cultura con el liderazgo, liderar con valores, ser competitivos, rentables y sostenibles, es confluir.

También el liderazgo, que ha sido muy estudiado, pero poco comprendido, todavía tiene algunos adeptos que creen que es clasista, sin embargo, hoy más que nunca, se necesitan líderes en todos los niveles de la organización, porque el liderazgo es negocio de todos…

—————————————

El Dr.[c] Gilbert Aubert es Candidato a Doctor en Administración de Empresas por la UEM, Madrid; Director de la Firma Consultora Gerencial Grupo Desarrollo Humano. En su currículo incluye una vasta experiencia como empresario, profesor en la Universidad Latina, consultor gerencial. Su conocimiento y experiencia profesional en Desarrollo del Liderazgo Gerencial lo ha convertido en una autoridad en ese campo y Coach Ejecutivo de gran demanda en Costa Rica y C.A. Ha sido contratado por docenas de empresas locales y multinacionales donde ha acompañado profesionalmente a los cuadros gerenciales a mejorar el desempeño y alcanzar sus objetivos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (431 Artículos)

One Response to "Liderazgo para Alineamiento Organizacional"

  1. Juan | Crédito Rápido  4 mayo 2017

    Los cuatro factores fundamentales de la producción son la tierra, el trabajo, el capital y el espíritu empresarial. El último factor desmiente la importancia vital del liderazgo en los entornos empresariales. El liderazgo actúa como el catalizador que hace que todos los demás elementos trabajen juntos; Sin liderazgo, todos los demás recursos empresariales permanecen latentes. Los líderes empresariales conocedores están en sintonía con las necesidades y problemas de sus subordinados, y siempre se mantienen al día sobre los nuevos desarrollos en la teoría del liderazgo y la metodología para maximizar su eficacia.

    !Salud empresarial para todos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.