Mejorando nuestra productividad gracias a la técnica Pomodoro

A lo largo de los últimos años os hemos hablado en multitud de ocasiones acerca de la importancia de la productividad. Además, os hemos ido recomendado diferentes técnicas para mejorarla y huir de la procrastinación, un hábito negativo que afecta de forma importante a la sociedad actual.

Como sabrás, una de las técnicas más efectivas a la hora de mejorar nuestra productividad es la conocida como técnica Pomodoro. Tal y como os contamos en su momento, se trata de una técnica que tiene por objetivo ayudarnos a luchar contra la procrastinación haciendo más llevadero el tiempo de trabajo. Para ello, la técnica Pomodoro se centra en dividir nuestro tiempo de trabajo en intervalos de 25 minutos (también conocidos como pomodoros), tiempo tras el cual podremos disfrutar de 5 minutos de descanso.

La idea principal detrás de la técnica Pomodoro es que durante los 25 minutos previos al descanso estemos completamente centrados en la tarea que tengamos entre manos, evitando distraernos consultando el email o las notificaciones de nuestro smartphone. Una vez llegue el tiempo de descanso, podremos levantarnos, dar una vuelta por la habitación, hacer una llamada telefónica o ver un vídeo de YouTube. Aunque el tiempo de descanso es de 5 minutos, se recomienda que después de cuatro pomodoros nos tomemos un descanso de un cuarto de hora para desconectar. En nuestro caso hemos podido comprobar que el empleo de la técnica Pomodoro mejora enormemente nuestra productividad, sobre todo después de llevar un gran número de horas enfrascados en una tarea concreta, situación en la que como muchos de vosotros sabréis, es más que habitual que nuestra capacidad de concentración se vea algo reducida.

Aunque para controlar los intervalos tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de aplicaciones para dispositivos móviles, el hecho de tener que utilizar un smartphone para controlar el tiempo puede llegar a suponer una distracción.

Por esta razón, son muchos los usuarios de esta técnica que se decantan por utilizar un reloj de pulsera o un reloj de bolsillo tradicional, evitando así tener que consultar un dispositivo con conexión a Internet para controlar el tiempo que llevan trabajando. Además, el uso de un reloj de este tipo puede suponer un punto a favor para todos aquellos que no se llevan bien con las nuevas tecnologías, ya que el uso de una app podría llegar a hacerles perder tiempo.

Independientemente del método que utilicéis para trabajar siguiendo esta metodología, los resultados positivos de la técnica Pomodoro están más que demostrados. De hecho, son muchos los profesionales en el mundo de la productividad que recomiendan su uso para mejorar nuestro rendimiento.

Por todo ello, os recomendamos que si estáis buscando una forma de luchar contra la procrastinación le déis una oportunidad a la técnica Pomodoro, y es que puede resultar de gran utilidad tanto en épocas de exámenes como a la hora de completar un proyecto que hemos de entregar cuanto antes. Estamos seguros de que tras un tiempo utilizándola mejoraréis enormemente vuestra productividad y no podréis volver atrás. Por supuesto, esperamos vuestro comentarios contándonos los resultados que habéis obtenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Noticias (36 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.