Cerebro y problemas

cerebro3Me piden unas reflexiones sobre el cerebro y los problemas. ¿Por qué dan tantos problemas los problemas? podría ser un buen título. Aquí van algunas de las reflexiones, no todas.

Reconocer un problema es reconocer un error (y al cerebro no le gusta confundirse). Un problema es algo que no esperamos, una desviación, algo que no funciona… En cualquier caso parece que, a corto o largo plazo, hay un error implicado. Sabemos que un error puede no tener ninguna importancia o puede ser catastrófico. Pero es raro ver a alguien contento porque se ha equivocado.

El cerebro siempre hace predicciones (por eso nos gusta saltar a la solución antes de hacer un buen análisis). Para apoyar el pie en el suelo mientras caminamos el cerebro hace muchos cálculos para evitarnos daños. Lo hace de manera rápida, “automática” pero no dejan de ser predicciones. Hay científicos estudiando cómo logramos golpear una pelota de béisbol (el que lo haga) con un bate, cuando la pelota viene a una velocidad a la que el ojo no tiene tiempo de ver y menos de pasar la información al cerebro. Está claro que se trata de una predicción… y suele ser muy buena. Por qué analizar un problema si ya se me ha ocurrido una solución. La mayoría de los ejecutivos confunden el análisis de problemas con la toma de decisiones.

El cerebro tarda en reconocer lo inesperado (por eso es peligroso analizar con hipótesis de trabajo). Hay muchos accidentes en carretera cuando se nos cruza un obstáculo inesperado. Soy capaz de esquivar un coche que se me cruza de repente en la carretera pero no un caballo o un jabalí. Tardo más en reaccionar. Si creo que ya se cuál es la causa del problema puede ser que me quede “ciego” para otras causas que también son importantes y repercuten sobre el problema. Y recuerden que al cerebro le gusta llevar la razón.

“Inteligencia es lo que usamos cuando falla todo” (definición de inteligencia de Piaget). Fantástica definición. Cuando solucionamos un problema sin pensar estamos utilizando la memoria pero no la inteligencia. Y en el análisis de problemas hay que ir con cierta “ingenuidad” para no dar nada por supuesto.

Analizar un problema, hacer pruebas, expandir la solución… requiere de varios tipos de inteligencia. Una inteligencia analítica, otra operativa y otra ejecutiva parecen diversas maneras de atacar al problema. Todas estas perspectivas parecen necesarias para atacar al problema con ciertas garantías de éxito.

Bienvenidos sean los problemas porque ellos nos hacen necesarios.

Besos y abrazos.

Sergio Cardona Herrero.

Fuente: Neurogestion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (432 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.