4 consejos para llevar mejor la vuelta a la rutina

OficinaSi tuviésemos que definir de alguna forma el mes de septiembre sería, sin lugar a dudas, el mes de la vuelta a la rutina. Dependiendo de tu edad, puede que signifique la vuelta al trabajo o la vuelta a clase, pero, para todos, significa el fin de las vacaciones que con tantas ganas esperamos durante el resto del año. Por ello, lo más probable es que acabes de volver a la rutina tras un merecido mes de descanso, pero son precisamente los primeros días tras la vuelta los que más pesados se hacen. Resulta lógico, y es que nuestro cuerpo está acostumbrado a unos horarios y rutinas completamente distintas a las que tenemos durante el resto del año, motivo por el cual suele hacerse algo cuesta arriba el tener que madrugar y desplazarse a la oficina después de tantos días de descanso. De hecho, seguro que en estas fechas habrás oído hablar en más de una ocasión sobre el síndrome post-vacacional que muchas personas aseguran sufrir tras la vuelta a la rutina. Con el objetivo de hacer más llevadera la vuelta al trabajo, en Managers Magazine hemos decidido preparar un artículo con una serie de consejos para que no se haga tan cuesta arriba:

  • Plantéate la vuelta a la rutina como algo bueno. Si vuelves al trabajo pensando: “que horror, no quiero ver a mi jefe” o “ya solo quedan 365 días para las próximas vacaciones”, lo más probable es que con esa actitud la vuelta se te haga de lo más dura. En lugar de ello, puedes enfocar el regreso de las vacaciones como algo positivo, pensando en la suerte que tienes de tener un puesto de trabajo en los tiempos que corren. De esta forma, quizá veas todo con otros ojos.
  • Aprovecha los últimos días de verano. A pesar de que en septiembre el verano esté dando ya sus últimos coletazos, aún quedan bastantes días de buen tiempo. Por este motivo, no te limites a quedarte en casa al volver del trabajo, ya que todavía puedes aprovechar las tardes para darte un baño en la piscina o la playa, hacer algo de deporte, salir de compras… o simplemente relajarte dando una vuelta por tu zona favorita de la ciudad.
  • Retoma la rutina de forma progresiva. Es decir, en lugar de pasar de levantarte a las 11 día tras día a levantarte a las 6 de la mañana el primer día de septiembre, lo ideal sería aprovechar los últimos dos o tres días de vacaciones para ir adelantando poco a poco el despertador. De este modo, el cambio no será tan brusco y lo más probable es que no te cueste tanto levantarte. De lo contrario, al regresar cansado el día se hará mucho más pesado de lo normal.
  • Proponte nuevas metas. Con el objetivo de coger la vuelta de vacaciones con ganas, podrías plantearte una serie de nuevas metas que quieras alcanzar, tal y como solemos hacer con cada año que empieza. Por ejemplo, podrías aprovechar para mejorar tu forma de organizarte en el trabajo con el objetivo de ser más productivo y poder tener más tiempo libre, que podrás aprovechar para ponerte en forma haciendo algo de deporte o pasar más tiempo con los tuyos. De este modo, puede que te tomes la vuelta como un reto personal y eso te ayude a hacerla más llevadera.

Sobre todo, como decíamos en el primer punto, lo importante es no pensar en negativo y no parar de darle vueltas a lo bien que estábamos de vacaciones, por lo que si sigues estos consejos, la vuelta a la rutina no debería de hacerse tan pesasa. Si, por el contrario, eres de los que han escogido septiembre como mes de vacaciones… ¡a disfrutar!

Imagen: Phil Whitehouse de Flickr.

Por Sergio Asenjo.

@_sergioasenjo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sergio Asenjo (132 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.