Cómo afrontar un despido laboral

Despido laboralAfrontar un despedido laboral puede ser algo complicado, y si ya de por sí se trata de una situación por la que a ninguno nos gusta pasar, la época que vivimos en la actualidad, en la que el conseguir un puesto de trabajo es tan complicado, hace que un despido se pueda convertir en algo traumático. En ocasiones es algo previsible, ya que hemos ido  observando que las cosas en la empresa no van todo lo bien que deberían, pero en otras ocasiones es algo que ocurre de la noche a la mañana, sin que nos lo esperemos. Sea como sea, es algo que trastoca de imprevisto nuestra rutina diaria, y si no la afrontamos de un modo positivo, puede llegar a afectarnos psicológicamente. Por ello, tras un despedido siempre debemos plantearnos como afrontar la situación y pensar que cosas podríamos hacer para salir del bache y continuar nuestro día a día sin perder la motivación.

  • Tómate un descanso. A pesar de que lo más problable es que no estés de humor para celebraciones, lo ideal sería tomarse un pequeño respiro de varios días durante el cual poder desconectar y pensar en nuestras cosas. Es un momento ideal para hacer alguna pequeña escapada a algún sitio cercano al que siempre has querido ir pero la rutina laboral te lo impedía. Lo importante es aprovechar la situación para relajarse y liberar las tensiones acumuladas durante los últimos días de trabajo.
  • Dedica tiempo a tus hobbies. A veces, el tener una jornada laboral de ocho horas hace que tengamos mucho menos tiempo para todo lo demás. Además, al llegar a casa seguimos teniendo una serie de obligaciones y tareas por hacer, por lo que suele ser complicado dedicarnos algo de tiempo cada día a nosotros mismos para hacer lo que más nos guste. A partir de ahora tendrás bastante más tiempo libre, por lo que es bueno llenarlo con actividades como la lectura, el cine, el bricolaje o los videojuegos, dependiendo de los gustos y hobbies de cada uno. Además, gracias a ello mantendras la mente ocupada y evitarás darle demasiadas vueltas a tu nueva situación.
  • Haz deporte. La práctica habitual de deporte está directamente relacionada con la segregación de endorfinas, las conocidas como hormonas de la felicidad. Estas hormonas generan placer, entusiasmo, felicidad… por lo que están directamente relacionadas con una mejora del estado de ánimo, aumento de la autoestima y la reducción del estrés.  Además de para animarte, puede que el hacer deporte te sirva para conocer gente y hacer nuevas amistades.
  • Aprovecha este periodo para formarte. Con independencia de tu nivel de estudios actual, el tiempo que permanezcas desempleado es un momento idóneo para retomar tu formación. Puede ser el momento ideal para apuntarte a ese master que siempre te habia llamado la atención o para empezar una carrera. Si prefieres algo de menor duración, siempre puede resultar interesante el cursar algún MOOC, que nos serán de utilidad para añadir nuevos conocimientos a tu currículum vitae.
  • Pasa más tiempo con tu familia y amigos. A veces, por culpa de los agobios de las pesadas rutinas laborales es fácil perder el contacto con los amigos y descuidar las relaciones familiares. Puede que este sea un buen momento para retomar alguna conversación pendiente y ponerse al día con diferentes personas. Y quien sabe, ¡es posible que encuentres alguna nueva oportunidad laboral gracias a ello!

Por Sergio Asenjo.

@_sergioasenjo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sergio Asenjo (132 Artículos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.