Desarrollo del liderazgo

como-son-los-grandes-triunfadoresAl preguntarse por qué no hay mejores líderes con todos los recursos que se invierten en programas de aprendizaje, de seguro la respuesta es compleja, pero una parte se debe a que no se están desarrollando adecuadamente las habilidades y competencias de liderazgo, y hasta en muchos casos se ignoran. Hoy está claro que no se puede utilizar el poder posicional para jefear a los equipos, se debe liderar. Muchos gerentes suelen confundir la administración con el liderazgo, y se sabe que un gerente o jefe no necesariamente es un líder y que un líder no necesariamente tiene un puesto alto o tiene gente a su cargo. Por eso es necesario tener en cuenta las competencias para ejercer un buen liderazgo.

Como tradicionalmente el enfoque para nombrar a los gerentes es el orientado a resultados, entonces buscan gerentes que se destaquen por sus conocimientos o experiencia técnica, son gerentes solucionadores de problemas, pero sin liderazgo. Lo correcto sería seleccionar gerentes que posean, además de amplios conocimientos, probadas habilidades para liderarse a sí mismos, y saber liderar personas y equipos, que estén orientados hacia los resultados y las personas. Este sería el enfoque del gerente-líder, que da el ejemplo, que construye personas y equipos, y sabe que los resultados los producen personas y equipos inspirados y motivados.

Desarrollar las habilidades de liderazgo gerencial debe estar entre los objetivos estratégicos organizacionales. Esto se logra con diversas herramientas a través de programas de aprendizaje, Coaching Ejecutivo y aprendiendo a liderar liderando, no en el aula. Los adultos aprenden mejor cuando ven cómo el aprendizaje impacta y está alineado con las metas del trabajo.

Recordemos que existe una relación directa entre la efectividad de un líder y la productividad y los resultados de la organización.

 

Gilbert Aubert, tiene una vasta experiencia como consultor gerencial, conferencista internacional, consultor de la OEA en el Caribe, Coach de Coaches, negociador, empresario, profesor universitario, editor de boletín, publica artículos en revistas académicas y es comentarista en radio y televisión. Su conocimiento y experiencia profesional en el Desarrollo del Liderazgo Gerencial lo han convertido en una autoridad en ese campo y Coach Ejecutivo de gran demanda en Centro América.

Es Candidato a Doctor en Administración de Empresas por la UEM, Madrid; Máster en Administración de Negocios por la NationalUniversity, San Diego; tiene post grado en Electromecánica en SWEB, Inglaterra; egresado en Administración de la Producción en UACA, Costa Rica; Ingeniero Eléctrico por la Universidad de Costa Rica. Fundador y director de la firma consultora gerencial Grupo Desarrollo Humano.

 

Por Dr.©Gilbert Aubert

gaubert@grupodesarrollohumano.com

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Gilbert-Aubert (14 Artículos)

4 Responses to "Desarrollo del liderazgo"

  1. Pepe  6 abril 2013

    Sí, se puede ser líder por posición y líder por relación. En el primer caso, uno ha de formarse-desarrollarse para llegar a un puesto de líder; en el segundo caso, tal vez algunos rasgos son innatos y otros se pueden de desarrollar. De acuerdo. Pero lo cierto es, en efecto, que la formación para desarrollar el liderazgo no suele dar muchos frutos.

    Uno hace un curso y le pueden dar un diploma, pero creo que la condición de líder la dan los seguidores, acaso al margen de los diplomas que exhiba el jefe. En fin, algo debe pasar para que no haya mejores líderes… Estaré atento a otros comentarios.

  2. Rodrigo  7 abril 2013

    Cuando el liderazgo o la jefatura se otorgan para compensar otro tipo de cualidades, por antigüedad, para justificar una subida salarial, etc. el nuevo jefe puede no tener ninguna capacidad de liderazgo.

    El liderazgo se percibe a lo largo del tiempo y surge entre compañeros. El gestor de ese grupo debe detectarlo y promoverlo, para el funcionamiento correcto del grupo, aunque en el ambiente actual puede tener otro tipo de consecuencias no deseadas

  3. Alberto López  8 abril 2013

    A mí me trae a la cabeza una película de Robert De Niro, “Una historia del Bronx”, cuando su hijo le pregunta a un mafioso si prefiere que lo teman o que lo respeten.

    En realidad creo que también hay esas dos vertientes en la dirección empresarial. Algunos acatan lo que diga el jefe por miedo a represalias/broncas/despidos y otros por respeto/admiración/aprecio. Creo que la “Escuela de Management” español va más en línea con lo primero.

    Respondiendo a Pepe, tampoco sé hasta qué punto es un tema de cualificación como cultural. Con algunas excepciones, los mejores jefes que he tenido no eran españoles. Creo que en España tenemos muy incrustado esa idea de un liderazgo “castrense”, y algunos empleados incluso lo tienen tan asumido que se sienten extraños si alguien no les da órdenes.

    Respondiendo a Rodrigo, estoy de acuerdo, aunque a veces un jefe tiene que hacer una serie de equilibrios para tener contento a todo el mundo…

  4. Rodrigo  9 abril 2013

    Sí, Alberto. Y desgraciadamente también algunos jefes que han pasado del respeto ganado al caciquismo con la edad. No hay cultura de colocar en España de jefe al más válido si no al más antiguo o al que hacia falta premiar por otra cosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.