Factores del Exito en Empresas JaponesasCuando contratas gente más lista que tú, demuestras ser más listo que ellos. R. H. Grant.

No cabe la menor duda, que la realidad comercial en el escenario internacional en donde la Globalización muestra sus efectos, resaltan el logro alcanzado por los países asiáticos, especialmente por Japón, nuestro interés en este escrito, en donde son muchas las empresas que se han consolidado exitosamente, alcanzado no solo el mercado nacional, sino que han incursionado en otros países, más allá de sus fronteras y han dado paso a que se consoliden mercados emergentes favorables para su economía, a pesar de lo pequeño y limitado de su territorio.

¿Qué es lo que ha hecho que Japón se consolide económicamente? ¿Cómo hacen para que sus empresas logren una operatividad exitosa? ¿Cuál o cuáles son sus acciones gerenciales que le favorecen en su productividad y calidad? ¿A qué se debe el éxito de su desarrollo tecnológico? ¿Cuál es el éxito de su liderazgo gerencial ¿Cómo garantizar la cohesión, integración de los equipos de trabajo?, serían algunas interrogantes que nos aportarían indicadores, repuestas , información que nos ayudarían a determinar sus logros.

En esta oportunidad, simplemente hemos tomado algunas notas importantes de la gestión, operatividad de las empresas exitosas del Japón, considerando aquellas informaciones que pueden colabora con nuestra percepción del por qué de su éxito y determinar si en Occidente es posible, el por qué no considerarlas y tratar de ponerlas en práctica o simplemente, rechazar las que no son acorde a nuestra idiosincrasia, tradición.

Algunas notas relevantes

• La “tendencia al grupo” está muy arraigada culturalmente en Japón. Los japoneses suelen desarrollar fuertes vínculos en su vida, en la familia y la empresa, y no están acostumbrados a confiar en los demás cuando esos vínculos son débiles. Sus tendencias al igualitarismo también fomentan la cooperación en el seno de su pueblo y con otros pueblos. Históricamente, los japoneses se han mostrado dispuestos a llegar a la violencia en caso de disputa. Por ejemplo, un pueblo atacaba a otro por el control del agua necesaria para el cultivo del arroz. Estos matices culturales también se manifiestan en el lugar de trabajo. En caso de conflicto o dilema, los trabajadores japoneses están dispuestos a ejercer la presión del grupo con el fin de alcanzar un equilibrio cooperativo. (insight.iese.edu).

• El empleo de larga duración, un rasgo característico de la empresa japonesa, también influye en la eficacia de las sanciones a los compañeros. Si alguien se gana la fama ser “aprovechado”, los perjuicios que va a sufrir a diario son evidentemente más graves que los que experimentarían si se le diera la posibilidad de dejar la empresa con un coste mínimo. Sin embargo, el empleo de larga duración también dificulta que los japoneses construyan relaciones de confianza con extraños.

• La práctica organizacional de los traslados horizontales también es muy común en Japón. Las rotaciones de puestos permiten a los empleados trabajar en varios departamentos, oficinas o fábricas, de forma que hay muy pocas posibilidades -sobre todo en las grandes empresas- de que los empleados trabajen juntos en el mismo sitio durante mucho tiempo. A medida que se van moviendo, la presión del grupo cambia.

• Existen cuatro pasos para ser un empresario de excelencia. Estos pasos son: el bien ser, el bien hacer, el bien estar y el bien tener. Honesto, puntual y disciplinado. Por ejemplo: aquí están cerca de 600 personas. Si el conferencista llega 10 minutos tarde, estamos perdiendo 6,000 minutos en esta nación. Por eso no se puede jugar con el tiempo y menos con el tiempo de las demás personas (Carlos Kasuga Osaka).

• El principio fundamental del respeto: si no es tuyo debe ser de alguien. Si esta pluma te la encontraste en un escritorio debe ser de alguien, entonces devuélvela. Si te encuentras con un reloj o un anillo y no es tuyo, debe ser de alguien, si te encuentras una cartera tirada en la calle y no es tuya, debe ser de alguien y si te encuentras en una fiesta una señora, y no es tuya debe ser de alguien.

• Los occidentales producen cantidades enormes de mercancías iguales con altos costos; los japoneses, cantidades limitadas de productos variados a bajos costos. El secreto es la productividad. Ni exceso de hombres ni exceso de equipo ni exceso de existencias: fábricas mínimas pero flexibles gracias a los subcontratos. (Benjamín Coriat).

• Para William Ouchi, los EEUU, como país, había desarrollado una noción del valor que tienen la tecnología y su enfoque científico, pero se había olvidado del valor que posee el ser humano. El gobierno destinaba cuantiosos recursos a la investigación de nuevas técnicas en los campos de la ingeniería eléctrica, la física y la astronomía, “…pero casi no asigna recursos a comprender mejor cómo se debe tratar y organizar a los individuos en el trabajo y esto es, precisamente, lo que hay que aprender estudiando a los japoneses”.

• Existen otros factores que contribuyeron al éxito de Japón, factores externos que a veces son menospreciados por algunos autores. Si la guerra con Corea no hubiese estimulado el acero, la industria automotriz, y otras industrias en Japón, ¿podrían las empresas japonesas haberse convertido en líderes de esas industrias? Si no hubiese existido la amenaza del comunismo, ¿hubiesen los EE.UU. colaborado con el desarrollo económico de Japón.

• El éxito de los japoneses está en dos cosas: su sistema educacional y sus enfoques y técnicas de management, por eso los estamos estudiando.

• Toyota es la empresa japonesa cuyos enfoques y técnicas gerenciales han interesado más a los especialistas. Su impacto en el “management” es significativo. Los que analizan los cambios de paradigmas empresariales en las últimas tres décadas se refieren al tránsito de la era del “fordismo” a la era del “toyotismo”(Alexis Colina).

• Las reglas de “actividad de trabajo” y de “mejoramiento”, promueven que los empleados se sientan “dueños del sistema”, otorgándoles poder (empowering), para que experimenten continuamente con métodos alternativos, que permitan mejorar el proceso.

• La escuela estructuralista (Koike, 1988) afirma que el sistema laboral, aparentemente paternalista de las grandes corporaciones modernas japonesas, está muy arraigado ya que sirvió en la posguerra. Basados en el respeto por la persona este estilo de management japonés ha sido muy efectivo en cultivar un fuerte lealtad en el empleado, el aseguramiento de la estabilidad laboral, y la creación de lugares de trabajo productivos. Esto es: las estrategias del management japonés implementadas por las grandes corporaciones son más una respuesta pragmática para sostener ciertas condiciones económicas que impulsadas por valores culturales. La escuela estructuralista reconoce la importancia de desarrollar prácticas que estén en sincronía con los valores culturales.

• Las normas del Kaizen consisten en:

– Enfocarse en los procesos en lugar de los resultados.

– Ser rápido e imperfecto, es mejor que ser perfecto pero atrasado.

– Las soluciones tienen valor cuando están implantadas.

– Fomentar muchas ideas en la organización.

– Encararse en las causas principales de un problema.

– La resolución de las principales causas de un problema.

– Preguntarse siempre ¿Por qué?.

• Para la filosofía Kaizen existen tres tipos de problemas: los descubierto que aparecen porque algo está fallando, los desenterrados que son aquellos que la empresa busca en forma proactiva para que no ocurran inesperadamente en el futuro y los creados, que se producen al evaluar sistemáticamente los productos, servicios y procesos de trabajo de otras empresas líderes para incorporarlos como suyos.

• El líder debe poner atención y considerar los problemas. Debe saber escuchar, transmitir actitudes e ideas, tales como: que el mejoramiento continuo no se relaciona directamente con las ventas, las ganancias o la participación en el mercado, o que la organización nunca llegará a la perfección, pero que trabajará como si fuera posible o que la filosofía del Kaizen es a largo plazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Carlos Mora Vanegas (6 Artículos)

4 Responses to "Factores de Éxito en Empresas Japonesas"

  1. Rodrigo  15 marzo 2011

    Muy bueno el artículo. Un poco extenso pero muy bueno.

    La capacidad de trabajo en grupo, solidaridad y organización de Japón se está viendo estos días, aunque sea por motivos desgraciados.

    Y también la honestidad de un gobierno que dice la verdad al minuto, aunque sea dura.

  2. Alberto López  16 marzo 2011

    Hola Rodrigo,

    La verdad es que estaba programado desde hace un mes, ha sido pura coincidencia, aunque seguro que ese espíritu de trabajo les ayudará a salir del bache.

    Un abrazo,

    Alberto

  3. Vicky Obregón  17 marzo 2011

    Los japoneses sin duda, tienen una cultura ejemplar de la cual podemos aprender mucho, como bien lo dice Carlos Mora Vanegas en este artículo.

    Una de las principales fortalezas de la cultura japonesa es la disciplina y orden. Muestra de ello son los programas de control de procesos como Six Sigma y 5´s.

    Es lamentable la situación que actualmente están viviendo en Japón. Sin embargo, es impresionante el comportamiento de los japoneses. Mantienen el orden, la calma, la paciencia. Se nota, que las bases para el éxito que han tenido las empresas de este país, provienen de hábitos que esta cultura desarrolla previamente a nivel personal.

    Espero que pronto acabe esta pesadilla que están viviendo los japoneses. Y no me extrañaría que posterior a esto, desarrollen un nuevo sistema de organización para salir de acontecimientos críticos.

    Saludos!

  4. javier  4 junio 2013

    No hace mucho que leía un libro de un alicantino titulado UN CUENTO DE ECONOMIA, EMPRESA, BANCA Y POLÍTICA. Ahora que leo sobre lo que aquí se habla no puedo evitar acordarme de las recomendaciones que hacía a la empresa. Lo curioso es que no se hablaba de método japonés ni nada de eso, sólo se marcaban los fallos de ls empresas “occidentales” y se proponían alternativas. Así que, llámese japonés o el método de este escritor o cualquiera que se le parezca está claro que no es ni más ni menos que SENTIDO COMÚN.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.