En Marzo de 2010 surgió una noticia que apenas tuvo repercusión mediática, pese a ser (en mi humilde opinión) una de las noticias más importantes en los últimos años. O por qué no, en la historia de la humanidad. La rescato en éstas fechas tan señaladas para ustedes.

Pues resulta que unos 40 multimillonarios, encabezados por Warren Buffet y el matrimonio formado por Bill y Melinda Gates han decidido donar el 50% de sus fortunas para fines filantrópicos. Oyeron bien, el segundo y tercer hombre más ricos del mundo han decidido donar la mitad de su fortuna para obras de caridad. Ya en años anteriores Gates y Buffet donaron una parte importante de su patrimonio, cambiando el honor de ser el hombre más rico del mundo por el hombre que más ha donado para las necesidades de los más desfavorecidos. De momento van llevan recaudados 230.000 millones de dólares.

Algunas características del movimiento son:

  • The Giving Pledge o la Promesa de dar se trata de una declaración para donar toda la fortuna, pero no es legalmente vinculante.
  • Es un compromiso moral público para donar la mitad de su fortuna en vida o como parte del testamento, y se basa en la buena voluntad de aquellos que deseen donar.
  • Se trata de un hecho público para mostrar una nueva vía hacia la filantropía y para crear una atmósfera que permita que muchos otros se puedan unir a la iniciativa.
  • Inicialmente está enfocado a las grandes fortunas norteamericanas, pero con el tiempo, se espera que el movimiento solidario cunda entre otras grandes fortunas mundiales y entre otros no tan ricos.
  • Aunque los primeros signatarios se han comprometido a aportar el 50% de sus grandes patrimonios, la cantidad a donar es libre y completamente abierta.
  • No es necesario destinar el dinero a ninguna organización en concreto, cada uno elegirá cómo sería mejor invertir su dinero.

Algunos otros conocidos filántropos figuran en la web de The Giving Pledge son el magnate de los medios de comunicación Ted Turner, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, el fundador de Oracle Larry Ellison, el gestor del imperio hotelero Hilton Barron Hilton, el conocido cineasta George Lucas, o el heredero de una de las mayores fortunas mundiales, David Rockefeller.

Es impresionante que sólo 40 hombres sean capaz de aportar 230.000 millones de dólares para el bien del mundo. Se estima que si los demás 400 norteamericanos más ricos donaran también su mitad, la cifra ascendería a 600.000 millones. ¿Y si los multimillonarios en otros países del mundo también se adhirieran a la promesa de dar?. ¿Se imaginan lo que se podríamos lograr si todos hiciéramos algo bueno por los demás?.

 

Para mi sorpresa, y viendo la noticia desde diferentes ángulos en Internet,  en lugar de valorar positivamente la noticia, muchos comentarios maliciosos surgen respecto a la iniciativa, tales como “Podrían haberlo hecho antes”, “Es todo marketing”, “Será para pagar menos impuestos”, “Luego al final seguro que muchos se echan atrás”, y algunos bastante más despectivos. Una considerable parte de las opiniones que he leído dudaba por completo que finalmente los millonarios fueran a donar.

la promesa de dar de warren buffet y bill gates.Personalmente opino que los actos de estos multimillonarios son seguidos con lupa por los medios de comunicación, y  si se han comprometido a algo públicamente, la mayoría lo llevará a cabo de corazón y con total transparencia.  Yo aún creo en la capacidad de hacer el bien del ser humano, gente como esta me la devuelve a diario en estos tiempos inciertos en que vivimos. Y respecto a aquellos que los critican lo fácil que le resulta donar la mitad de su fortuna a un multimillonario -como si a ellos el dinero les hubiera llovido del cielo-, les dejo la Parábola de los talentos.

Imagen: The Roach Post.

Felices fiestas. Sean buenos y temerosos de Dios, pero no sólo en Navidades…

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó.

Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.

Mateo 25, 14-30

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (422 Artículos)

4 Responses to "The Giving Pledge: la promesa de dar…"

  1. José Enebral  10 diciembre 2010

    Bienvenida sea la generosidad y la solidaridad, y confiemos en el mejor destino, en la mejor administración, para esos dineros. Ciertamente, las reflexiones pueden ser muy diversas, y yo solo quería recordar también, quizá por la proximidad de la Navidad, a quienes tienen poco, pero deciden compartirlo; a quienes van justitos pero ayudan a los más necesitados de su entorno. Me sumo a los buenos deseos navideños de Alberto.

  2. Alberto López Correa  10 diciembre 2010

    La sociedad es la suma de muchos. Hagamos entre todos una sociedad mejor…

  3. Vicky Obregón  13 diciembre 2010

    ¡Excelente artículo!

    También creo que aún existen personas buenas y generosas en el mundo. Las noticias de corrupción, violencia, etc. siempre “venden” más…algo importante para aprender: a ver más en positivo, dejar de criticar y ponernos “manos a la obra”!

    NO PODEMOS DAR LO QUE NO TENEMOS, así que sigamos formándonos, no solo en educación, sino también espiritualmente para seguir creciendo y así poder dar cada día, algo mejor a nuestros seres queridos, a nuestra sociedad, nuestro país y al mundo.

  4. Pingback: » Creador de Facebook donará la mitad de su fortuna » NAPA – No apto para adultos

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.