Si reunimos un grupo de datos relevantes entre sí tendremos información, y si la analizamos e interpretamos correctamente  dispondremos de conocimiento. En la sociedad de la información en que vivimos, el conocimiento supone un importante diferencial.

Como dijimos en nuestro anterior artículo, Business Intelligence es la transformación de datos de una compañía en conocimiento para obtener una ventaja competitiva.

¿QUÉ ELEMENTOS COMPONEN UN SISTEMA DE BUSINESS INTELLIGENCE?

Arquitectura del sistema: según Ibermática, un sistema de BI se debe configurar en torno a diferentes variables: ¿cuál es la información necesaria y relevante para la toma de decisiones?, ¿cuál es el formato y composición de los datos a utilizar?, ¿de dónde proceden y cómo se gestiona el tráfico de dichos datos?.

Datawarehouse: También llamado almacen de datos, se trata de una base de datos corporativa que comprende toda la información generada por la empresa y por su entorno.

Datamart: Se conoce como mercado de datos, y se trata de una base de datos departamental. En el mismo se analizan clusters concretos de información relativos a una parte de la cadena de valor. Viene a ser lo mismo que un datawarehouse pero con información más específica a una rama de la empresa.

FUNCIONALIDADES DE UN SISTEMA DE BI

Las funcionalidades básicas o más comunes son:

Query & Reporting: herramientas configurables para la elaboración de informes y listados a partir de la información extraída de datawarehouses y datamarts.

Cuadro de Mando Analítico: también llamados EIS o Executive Information System, elaboran los indicadores de gestión (KPI o Key Performance Indicators) que permiten analizar los resultados de la empresa o de cada una de sus partes. Los cuadros de mando analíticos son herramientas utilizadas principalmente por managers para comprobar el funcionamiento de su departamento a partir de unas cifras, variables o ratios predefinidos. Cuanto más se acerquen dichos indicadores a los objetivos predefinidos, mejor será el desempeño del departamento, (y normalmente más posibilidades de ganar el bonus salarial). En un cuadro de mando analítico se extraen indicadores, no informes y listados.

Cuadro de Mando Integral o Estratégico: También llamado Balance Scorecard, supone alinear los objetivos departamentales (sus KPI’s) para evaluar el desempeño general de la empresa y sus objetivos estratégicos. Desde Robert Kaplan y David Norton, se han dividido generalmente en cuatro campos:

  • Perspectiva financiera
  • Perspectiva del cliente
  • Perspectiva del proceso interno
  • Perspectiva de innovación y aprendizaje

.

OLAP: Acrónimo de On-Line Analytical Processing, también llamados cubos OLAP, son herramientas que manejan y combinan complejas de bases de datos relacionales. Utilizan un servidor intermedio con datos multidimensionales precalculados para agilizar la explotación de datos.

Datamining: son herramientas de extracción de conocimiento a partir de información contenida en las bases de datos de la empresa. Mediante el datamining se pueden indentificar patrones ocultos, desviaciones y correlaciones, presentada de manera sencilla y accesible. El datamining incorpora tecnologías basadas en redes neuronales, árboles de decisión, reglas de inducción, análisis de series temporales o visualización de datos (Ibermática dixit).

BENEFICIOS

Uno de los principales problemas de los sistemas de BI es la dificultad de medir su propio retorno de beneficios, ya que los mismos no suelen ser materiales, sino que repercuten indirectamente en una mejor gestión. Diversas fuentes sitúan el ROI entre el 5 y el 15%.

Para más información puede ir a la fuente original de Ibermática y leer el artículo completo sobre Business Intelligence

También puede leer el artículo de Managers Magazine sobre claves del éxito para implantar un sistema de business intelligence

Por Alberto López Correa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Alberto López (431 Artículos)